Encuéntranos en Google+.

martes, 25 de marzo de 2008

Visita a Carcassone

El resto de las fotos, en cuanto las descargue en el ordenador... prometido!

Esta Semana Santa he hecho una escapdita a Carcassonne con Sharik y Lolo. Para mi era mi tercera visita a la ciudad pero ellos nunca habían estado así que he ejercido de guía turística (me empieza a entrar complejo...)

Ha estado bastante bien aunque ha hecho un frío de mil demonios y la combinación de viento, frio, lluvia y no tener paraguas ha tocado un poco las bowlings... pero que hi farem!

El viaje en coche estuvo bien a pesar del sueño (esa noche no habíamos dormido porque mientras que Sharik estuvo currando, Lolo y yo estuvimos de juerga haciendo tiempo para esperarla). Sharik condujo hasta la Jonquera y allí le pillé el relevo y conduje yo hasta Carcassonne. Para ser la primera vez que pillaba autopista desde que me saqué el carnet creo que no lo hice mal. Además, luego no me perdí y llegué directamente al hotel y de allí a la Cité a visitar la ciudad.

Carcassonne seguía siendo preciosa. Me encanta la expresión en la cara de la gente que ve por primera vez las dobles murallas y la puerta Narbonense.



El viernes hicimos una visitita rápida porque estábamos cansadísimos y nos fuimos para el hotel a comer y echar una siesta y luego por la tarde-noche nos acercamos al centro de la ciudad a cenar (estaba lloviendo).

El sábado sí que aprovechamos más y aunque la lluvia y el frio molestaban bastante visitamos el Chateau y las tiendecitas del centro de la ciudad. Me gustó mucho volver a visitar el Chateau (no me acordaba demasiado de mi anterior visita) y pasear por las almenas del castillo y re-visitar la "sala de warhammer" me trajo muchos y buenos recuerdos.

Después nos fuimos de tiendecitas y en esta ocasión conseguí controlarme y únicamente compré unas pastitas para mis compañeras de trabajo y un poco de foie para mis padres (básicamente para mi... pero así queda mejor). Otra vez más volví a babear ante las figuritas del ajedrez del rey Arturo y ante las chopocientasmil tonterías de las tiendecitas en las que entramos, pero mi ansia consumista estuvo bajo control.

Creo que lo más curioso fue que nos encontramos con Dani, el antiguo director de nuestro casal. El hombre en honor del cual levantamos monumentos. Ese hombre al que cuando nos dijo que se fue le intentamos sobornar ofreciéndole toda nuestra subvención (vale, ya sé que no es mucho, pero es lo que hay) para que se quedara... que también estaba de visita en la ciudad con su respectiva y unos amigos. Con un poco de suerte le he convencido para que se pase por el próximo One night stand... a ver si es verdad!!

Esa noche pensamos en salir a dar una vuelta por el centro de la ciudad. Teniendo en cuenta que era sábado por la noche pensamos que tal vez encontraríamos algún bar para tomar algo o yo qué sé... pero no. A las 9 y media de la noche los restaurantes estaban cerrando y no había ni un alma por las calles. No logramos encontrar ni un bar de copas abierto y eso que nos pateamos un buen cacho del centro de la ciudad (y otro cacho en coche por si acaso)... y nos volvimos decepcionados al hotel.

El domingo volvimos prontito para BCN y comimos en Gracia y antes de ir a llevar a Lolo al aeropuerto quedamos con Bretonia y Melón para tomar un café.

Publicar un comentario