Encuéntranos en Google+.

lunes, 2 de agosto de 2010

Razas de Eberron: Quori (I parte)

El Camino de la luz. La Oscuridad Onírica. La lucha entre los kalashtar y los Inspirados. ¿Qué hay en el corazón de este conflicto épico? La guerra entre los kalashtar y los Inspirados tiene poco que ver con Eberron. Se trata de una conflicto para determinar el destino de Dal Quor, el Reino de los Sueños. Dal Quor es un plano mutable. Cuando los mortales de Eberron sueñan moldean pequeños bolsillos de realidad en sus márgenes. El corazón del plano toma forma por una fuerza mayor que cualquier alma mortal, una fuerza colectiva que únicamente puede ser vista en la realidad que crea. Ese es el Quor Tarai, la conciencia colectiva de Dal Quor que representa el espíritu de la era, y la era que ha creado es una pesadilla. Los quori son los hijos del Quor Tarai y llaman a su creador il-Lashtavar (“la Oscuridad que Sueña” en quori, o la Oscuridad Onírica)

La organización conocida como la Oscuridad Onírica se compone de los agentes personales de il-Lashtavar. Los quori son inmortales pero no conocen toda su historia. No tienen constancia de los eventos que ocurrieron antes de la Era de los Monstruos en Eberron. Estudiando esos eventos, los sabios quori concluyeron que Dal Quor sufre ciclos cataclísmicos. Cuando un ciclo cambia el plano implota y explota. El Quor Tarai es transformado y renace tal y como hacen todos los espíritus ligados a ese reino. Dal Quor y los quori siempre existirán de alguna forma, pero los quori del futuro pueden no tener nada en común con los quori del presente.

De hecho, las evidencias sugieren que la próxima era puede ser radicalmente diferente. Uno de los quori más sabios fue el kalaraq llamado Taratai y él dijo que il-Lashtavar sería substituido por il-Yannah (una gran luz que desvanecerá las pesadillas del corazón del plano). La energía de los quori puede sobrevivir al cambio de era pero la personalidad y la memoria – todo lo que les define como individuos – será destruido.

Para una raza de inmortales este hecho era totalmente aterrador y motivó a los quori a tomar cartas en el asunto. Estaban convencidos de encontrar una forma de detener el cambio de ciclo y preservar la oscuridad para siempre. Unos cuantos quori se opusieron, diciendo que se debía permitir que el ciclo siguiera su curso; su líder era Taratai. Aquellos leales a il-Lashtavar persiguieron a esos herejes hasta que sus espíritus fueron forzados a huir de Dal Quor y acabaron convirtiéndose en kalashtar. Tras conseguir echar a los herejes de su plano, los quori continuaron estudiando el problema y llegaron a la conclusión de que la respuesta debía estar en el propio Eberron.

Una de las pocas cosas que los quori sabían sobre la era previa de Dal Quor es que cuando se encontraba próxima a su fin, los quori entraron en Eberron y lucharon contra los gigantes de Xen’drik. Los señores kalaraq de la Oscuridad Onírica creyeron que el control sobre los mortales de Eberron podría ayudarles a controlar el destino de Dal Quor. Las opiniones difieren en cómo debe conseguirse ese control. La creencia dominante opina que se necesitan dos pasos. El primero es realinear Dal Quor con Eberron reparando el daño que se hizo al final de la Era de los Gigantes con el Destructor de Lunas. El segundo es ganando control de la sociedad mortal y, lo que es más importante, de los sueños mortales. Cada noche, los sueños de los seres sintientes de Eberron cambian Dal Quor. Los señores de la Oscuridad Onírica creen que si los mortales pueden ser forzados a soñar un único sueño, Dal Quor nunca cambiará.

Esta es la filosofía secreta que se oculta tras la nación de Riedra. Los Inspirados no conquistan por la avaricia de riquezas o poder; de hecho la mayor parte de quori prefieren de lejos el reino de las pesadillas de Dal Quor que Eberron. Servir como Inspirado es una tarea que suelen intentar evitar. Lo hacen para preservar el Quor Tarai y, por tanto, a si mismos. Los Inspirados proveen a los habitantes de Riedra con comida, refugio y seguridad. El precio por ello es la libertad. Si los Señores del Polvo o los daelkyr consiguen sus metas, destruirán el mundo. Por comparación, un mundo dominado por los Inspirados será más seguro y estable, pero sin libertad.


------------------

Más artículos sobre Eberron

------------------

Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario en la entrada