Encuéntranos en Google+.

martes, 3 de marzo de 2009

Sarlona (III parte)

Viene de aquí

Sarlona es el hogar de un grupo de dragones que han cortado completamente su relación con Argonnessen – los Guardianes de la Tormenta de Adar, un clan de dragones azules que consideran su hogar a los picos más altos de las cadenas montañosas de Adar. Muchos adaranos creen que estos majestuosos dragones son los responsables de las constantes tormentas que plagan y defienden las fronteras de Adar de los Inspirados de Riedra. Los adaranos imaginan que un corazón dracónico late en el centro de cada trueno que ruge sobre la tierra de los refugiados. Esos adaranos están muy cerca de la verdad.


Los Guardianes de la Tormenta pueden ser una figura mítica, pero son reales. Sin embargo, no se han corrompido tras su tiempo pasado en Adar o en Korrandar (la gran montaña volcánica rodeada de tormentas que es el pico más alto de Adar y el hogar de los Guardianes de Tormentas). Preocupados por la protección del reino formado siglos atrás por la magia de los dragones y couatls, los Guardianes de la Tormenta vigilan desde cielo y tierra.



Cuentan entre sus números con dragones tortuga y dragones marinos que patrullan los océanos que rodean Adar. Estos dragones suelen atacar a cualquier flotilla que contenga más que unos pocos barcos. Muchos de estos dragones están por encima de preocupaciones mortales, pero su domino en Korradar contiene lo que puede ser considerado el alma de Adar – La Dentadura de la Tríada (The Teeth of the Three). Una magnífica e inspiradora pieza creada por un dragón artífice. La Dentadura de la Tríada puede ser la esperanza para Adar y, tal vez, para todo Eberron, a la hora de resistir las maquinaciones de la Oscuridad Onírica.

La Dentadura de la Tríada es un impresionante conglomerado de cristal hecho de tres Cristales Dragontinos de un tamaño nunca visto en el actual Eberron. En el centro hay un cristal de Khyber. Un Cristal de Eberron y otro de Siberys se unen al de Khyber en la base y emergen desde ese punto en un ángulo de 45º cada uno. Cada Cristal duplica tranquilamente la altura de un humano adulto y tiene una anchura similar a la altura de cualquier persona. Motas de luz dorada, violeta y carmesí parecen materializarse alrededor de los cristales y una diáfana luz plateada surge del centro de cada uno iluminando su parte superior. Este brillo crea una llama rugiente que se disipa metro y medio por encima del artefacto.

La Dentadura de la Tríada yace sobre la cabeza de una criatura de leyenda – un rakshasa Rajá durmiente llamado Ran Iishiv – y si es destruida, puede esparcir la condenación para Adar, Sarlona y el mundo entero.

La Dentadura de la Tríada es la unión de tres Cristales Dragontinos, cada uno amplificando los poderes de los demás. Es un nexo quefocaliza la ira del Señor Demoníaco en las tormentas de Adar a la vez que focaliza ese poder para mantener Adar tal y como los dragones desean.

Este increíble objeto es el foco mágico que probablemente es el responsable de la extraña mezcla de energía planar y manifestaciones físicas en forma de tormentas que asolan constantemente este reino montañoso. Puede haber sido también el motivo por el cual los quori rebeldes creadores de los kalashtar fueron capaces de cruzar la barrera entre el plano de los sueños y Adar.

La Dentadura de la Tríada es un componente mayor de la Profecía Dracónica y los dragones que eligieron vivir en Sarlona la crearon basándose en sus augurios. El artefacto parece hacer que cierto tipo de criaturas se aproximen (aquellas que valoran la libertad, la vida y el equilibrio) y que otras se alejen (aquellas malvadas o los inmortales sin alineamiento). Además, por supuesto, de ser un foco mágico y psiónico masivo.

Debería ser posible atar el Velo mágico de Adar a la Dentadura de la Tríada, reduciendo en gran medida el mantenimiento que éste requiere y fortaleciendo sus propiedades. Tal vez es precisamente por eso que la Dentadura fue creada.

Cuando Ran Iishiv y sus peones diabólicos fueron atrapados bajo Adar al final de la gran guerra de la Era de los Demonios, la rabia del Señor Demoníaco era tan terrible que la tierra alrededor de su prisión hervía creando el gran volcán de Korradar. La Dentadura de la Tríada fue colocada en su lugar y los dragones focalizaron gran parte de su poder mágico a través de ella para acercar el plano de Lamannia cerca de Eberron a la vez que la caótica mente de Ran Iishiv atrajo a el plano de Kythri. Con el acceso a las fuerzas elementales de estos planos los dragones elevaron la tierra de Adar y un couatl superviviente se unió al cristal para poder canalizar mejor la furia de Ran Iishiv.


El plan funcionó tal y como también lo hizo la idea de canalizar las pasiones violentas de Ran Iishiv en las tormentas naturales y sobrenaturales que asolan Adar. Los dragones predijeron que podrían necesitar estar tormentas para proteger su fortaleza en Korradar.

Mediante alguna forma desconocida, esta conjunción de energía tiene también un efecto en Adar y cada vez que un grupo algo numeroso de personas actúa con ira o violencia en la tierra del refugio se produce una terrible tormenta (huracanes en la costa o terribles tornados tormentosos en el interior) que se manifiesta en el área de la batalla. Este tipo de tormenta es terrible para aquellos que se encuentran sin cobijo en las montañas – como una fuerza de asedio de Riedra, por ejemplo. El artefacto, puede ser liberado de su actual emplazamiento defendiendo las fronteras de Adar y transformado en una poderosa arma contra los Inspirados ya que es capaz de atrapar el alma de cualquier demonio o inmortal maligno (como los espíritus quori de los inspirados) que sea tocado por ella.

Los ancestros de los Guardianes de la Tormenta vinieron siglos atrás a Sarlona, al final de la Era de los Demonios, perseguidos por el sentimiento de culpa ya que consideraban que los dragones habían permitido a sus aliados couatls hacer el sacrificio final de su raza para aprisionar a los señores Demoníacos en solitario. Los Guardianes de la Tormenta todavía buscan las ruinas couatl que cubren Sarlona pero ven su tarea de creación y protección de la Dentadura de la Tríada como una forma de conseguir una eventual redención de sus pecados.


Continuará...
------------------

Más artículos sobre Eberron

------------------


Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario