Encuéntranos en Google+.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Argonessen- The Thousand

Empezaremos hoy con la serie de traducciones que había mencionado de The Grand History of Eberron hablando sobre Argonessen, el continente de los dragones, y concretamente sobre The Thousand (Los Miles).

-------------------------------------------------------------------------------


El continente de Argonessen está dividido en cuatro territorios informales, de los cuales vamos hacer una pequeña reseña aquí. Todas las áreas caen bajo el dominio del Cónclave, y las áreas entre ellas están abiertas; un dragón de Los Miles (The Thousand en inglés) puede elegir establecerse en cualquier lugar que desee de la Planicie. Los verdaderos bordes entre territorios son culturales. Cualquier dragón puede establecerse en La Planicie (The Vast en inglés)- pero debe estar preparado para vivir bajo sus duras reglas. Se puede obtener información más detallada sobre Argonessen en el libro Dragons of Eberron (todavía no traducido al castellano).




Los Miles (The Thousands)

Población dracónica: 36,300.
Población no dracónica: 24,000 (35% humanos, 21% gigantes de piedra, 12% trasgoides, 9% orcos, 8% enanos, 6% gnomos, 3% yuan-ti, 6% otros).

Los mil vuelos de Argonessen- comúnmente llamados los Miles (The Thousand en inglés)- es el corazón de la nación dracónica. Los grandes wyrms de Los Miles habitan sus hogares desde la Era de los Demonios y las crías de dragón llenan el aire. Los dragones han vivido aquí durante cientos de miles de años; el territorio está repleto de monumentos a sabios wyrms y a profetas legendarios, capillas dedicadas a las deidades de la Trinidad, y maravillosos lugares creados por las mayores llamas de la forja. Creados a través de la magia pura de artesanos colosales, estos edificios llenan el paisaje. Volar a través de Los Miles es una experiencia que quita el aliento, pero pocos no dragones han podido experimentarlo jamás; los intrusos no suelen encontrar una cálida bienvenida en Los Miles.

Los dragones de Los Miles están organizados en grandes grupos familiares conocidos como vuelos. Cada vuelo controla un gran dominio dentro de Los Miles. Cada dragón adulto posee su propio nido, que comparte con su pareja y crías. Los miembros de algunos vuelos se reparten a lo largo de su dominio, dejando millas entre los nidos. Otros, prefieren vivir cerca unos de otros. Estos vuelos usan potentes rituales mágicos para alzar grandes pilares de roca volcánica desde el suelo y excavar túneles en esos masivos monolitos. Un único pilar puede tener más de una milla de altura, sirviendo como hogar hasta a una docena de dragones.

Los vuelos de Los Miles están separados por color. Muchos vuelos están rodeados por vecinos del mismo color, creando patrones de mosaico por todo el territorio. La mayoría de los dragones de Los Miles prefiere la compañía de su propia subespecie. Unos pocos vuelos todavía se aferran a las filosofías anticromáticas de Ourenilach, lo cual plantea cierta tensión entre los dragones blancos y otros vuelos, tensión en gran parte basada en el argumento de que la baja inteligencia de los dragones blancos les hace poco mejores que wyverns. Aunque estas teorías pueden dar lugar a un acalorado debate, la violencia entre dragones es extraña. Los duelos formales o las batallas planificadas son aceptadas por algunos vuelos como una forma de solución de controversias, pero la mayoría de dragones insisten en que si se tiene intención de combatir se haga en las Planicies. Los crímenes entre los dragones son juzgados por agentes de Lendys, el dracónico dios de la Justicia.

Con pocas excepciones, los vuelos están regidos por el dragón más mayor de la familia. El clan puede debatir los asuntos importantes, pero el más anciano tiene la última palabra. Él decide quien representa al vuelo en el Cónclave de Argonessen y quien guarda los tesoros del vuelo. Él nombra al funcionario de Lendys, que investiga y sanciona los delitos cometidos por o en contra de los miembros del vuelo. Si es necesario, un siervo de Lendys puede llamar a los ojos de Chronepsis para recibir ayuda. Por detrás del anciano, la posición dentro de un vuelo se basa en la edad y el tesoro. El Cónclave de Argonessen se basa en los habitantes de Los Miles. Los dragones que hablan en el Cónclave son tratados con gran respecto, independientemente de su rango dentro de un vuelo.

Algunos dragones de Los Miles comercian con los señores de la Planície, intercambiando siervos o tesoros. Algunos dragones viajan por Argonessen utilizando sus habilidades como arquitectos, artífices o ingenieros como moneda de pago a cambio de tesoros o información útil. A pesar de ello, los dragones son autosuficientes y egocéntricos y existe muy poca industria en Los Miles.

La mayor parte de los no dragones presenten en Los Miles están unidos a un particular vuelo de dragones. Algunos han servido a su vuelo durante generaciones; otros son recientes adquisiciones comprados en La Planicie. Los siervos no dragones suelen encargarse de realizar tareas que son difíciles o degradante para los dragones, y a menudo se dedican a entretener a sus amos. Como resultado, la mayoría de los siervos son entrenados en algún tipo de arte como la música o la actuación.

A algunos dragones les disgusta la presencia de no dragones. Algunos de estos dragones utilizan constructor como siervos, por lo general golems de hierro. Otros creen que los no dragones no tienen cabida en Argonnessen, y cualquier criatura que cruza el dominio de ese dragón es asesinado inmediatamente. Los no dragones no tienen derechos en Los Miles. Matar a un no dragón que lleve la marca de un vuelo amigo es un insulto para el propietario, pero muchos dragones considerar la vida de una sola criatura menor algo demasiado trivial como para tenerlo en cuenta

------------------

Más artículos sobre Eberron

------------------


Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario en la entrada