Encuéntranos en Google+.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Religiones de Eberron: El sendero de la luz (II parte)

Todos los kalashtar parecen especialmente hermosos para los humanos. Irradían gracia y calma, especialmente los portadores de luz, que refleja su Luz interior. Los sacerdotes del Sendero de la Luz se diferencian tanto del resto de kalashtar como éstos de los humanos, casi brillando debido a su dedicación y a sus poderosas habilidades psiónicas. Muchos devotos del sendero de la Luz llevan un pequeño cristal de cuarzo, habitualmente engarzado en una fina cadena alrededor del cuello. Entre los psiónicos, a menudo este colgante actúa como un cristal psiónico.

Los clérigos llevan diademas engarzadas con cristales (muchas veces cristales psiónicos hechos de gemas de Siberys) y adornos cristalinos en sus ropas que les hacen muy distintivos. Estas marcas visibles del Camino solo se muestran entre los kalashtar o en áreas protegidas como Adar. Los seguidores que se mezclan con no creyentes se preocupan más de no destacar, incluso mientras promueven la Luz, ya que no desean ser capturados o asesinados por los agentes de la Oscuridad Onírica.

Los Portavoces de la Luz se esconden en lo más profundo de Adar, protegidos por sus fortificaciones naturales, sus tormentas caprichosas y los monasterios fortaleza bien defendidos. Desde allí lideran la guerra contra la oscuridad a través de la meditación habitual. Focalizan sus energías en establecer una zona de paz y armonía en el corazón de Riedra. Conforme esta “burbuja” de Luz crece, drena al actual Quor Tarai de fuerza y empieza su transformación hacia la siguiente encarnación. Los Portadores de luz creen que este es el ataque más directo y efectivo contra sus enemigos. Además, tiene el beneficio adicional de contrarrestar el efecto de los monolitos hanbalani riedros que refuerzan la conexión entre Eberron y Dal Quor.

Los kalashtar no suelen hablar con otras razas sobre su guerra antigua y secreta. Incluso pueden llegar a ser arrogantes creyendo que esos seres “inferiores” no serán capaces de entender su lucha. Además las necesidades prácticas de supervivencia también dictan silencio. Las autoridades del Congreso Arcano de Aundair y los Doce en Karrnath desconfían de los kalashtar y de sus extraños poderes psiónicos. Si supieran la verdad, temerían muchísimo más a los Inspirados. Los kalashtar y los Portavoces de la luz prefieren llevar su guerra en silencio pero valoran a los aliados potenciales. Ocasionalmente, estos significa que los Portavoces de Luz o los Vigilantes de la Oscuridad dan información a otras fuerzas del bien en Khorvaire. Esta información es confiada de forma discreta y no suele ser factible rastrearla hasta sus fuentes en la comunidad kalashtar de Khorvaire.

-----------------

Más artículos sobre Eberron

Publicar un comentario en la entrada