Encuéntranos en Google+.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Religiones de Eberron: El sendero de la luz (I parte)

Aquellos que se adhieren al Sendero de la Luz creen que el Quor Tarai de Dal Quor, el Sueño de las Eras, ha renacido en tres ocasiones (siendo la más reciente la sucedida tras la Guerra Quori-Gigantes) y que continuará sucediendo y renaciendo en los próximos milenios.

Esta fe, establecida en primer lugar por el quori Taratai y su anfitrión kalashtar, el monje adarano Haztaratai, afirma que cada renacimiento destruye a los quori que viven en esa era y crea una nueva raza de estas criaturas alienígenas. Taratai descubrió que esos seres renacidos oscilan entre dos polos morales. La actual encarnación del Quor Tarai contiene un núcleo de oscuridad pero la próxima debería ser una de luz infinita.

Taratai se convirtió en el portavoz de aquellos quori que rechazaban la Oscuridad Onírica y les urgió a trabajar en la transformación de la Región de los Sueños. Pero los sirvientes de la Oscuridad no desean ver el fin de su mundo y trataron de eliminar a todos los quori rebeldes, forzándolos eventualmente al exilio en Eberron que creó la raza kalashtar.

A día de hoy, todos los huéspedes kalashtar del espíritu de Taratai han fallecido, aunque el destino final de su espíritu es desconocido. Los kalashtar le lloran como muerto pero muchos seguidores del Sendero de la Luz creen que todavía se haya ligado de alguna forma al Quor Tarai y puede ayudar en su renacimiento. Los creyentes continúan poniendo en práctica y propagando sus enseñanzas desde Adar hacia el resto de Sarlona y hacia Khorvaire.

Únicamente mediante el incremento de la Gran Luz o il’Yannah en lenguaje Quori (la antítesis y reemplazo final de la Oscuridad Onírica según enseñó Taratai) podrá salvarse al mundo de la eternidad de pesadilla y mal que los Inspirados y la Oscuridad Onírica desean imponer tanto en Dal Quor como en Eberron. En Eberron, aquellos que esperar traer a il’Yannah son mayormente kalashtar aunque otros pocos seres se han sentido atraídos por la idea de promover y extender una furza universal de energía positiva y de pureza espiritual.

En Adar, la mayor parte de la gente muestra como mínimo respeto al Sendero de la Luz aunque los humanos adaranos tradicionalmente adoran a los Soberanos dedicados al mundo natural como Aarakti (Arawai) y Braahyn (Balinor). La raza kalashtar nació durante el exilio de los quori en busca de la Luz y permanece fiel a ese principio con cada fibra de su ser. Muchos de los seguidores de il’Yannah son conocidos como Portadores de luz (Yannahsur en Quori) y esos individuos pasan mucho tiempo meditando y haciendo pequeñas acciones positivas para reforzar la fuerza de la Luz por toda la Creación.

Otros no se dedican únicamente a meditar, sino que se entrenan en los monasterios-fortaleza de Adar para la batalla con los Inspirados de Riedra o buscan activamente a los agentes de la Oscuridad Onírica que operan en Khorvaire. Esos Portadores de luz son llamados Vigilantes de las sombras (sheshantol) Aquellos Portadores de luz con fuertes personalidades y más talentos a menudo se convierten en líderes en la búsqueda de la Luz. Estos se convierten en sacerdotes que son conocidos como yannahilath (Portavoces de la luz). Algunos de esos sacerdotes son clérigos, pero la mayoría de ellos son psiónicos con grandes poderes.

-----------------

Más artículos sobre Eberron

Publicar un comentario