Encuéntranos en Google+.

lunes, 12 de abril de 2010

Razas de Eberron: los Seren (I parte)

Un viajero que pase por Q'barra o los Principados de Lhazaar en Khorvaire seguro que escucha historias de las tribus salvajes de las islas Seren. Esos fieros bárbaros humanos guardan la costa norte de Argonnessen y se dice que las aguas de Totem Beach son rojas de la sangre de sus víctimas. En las historias y canciones de Khorvaire, los Seren suelen salir retratados como monstruos horribles – guerreros lanzadores de fiego que consumen la carne de sus víctimas todavía vivas y sacrifican niños a sus dioses dracónicos.

Esas historias están muy exageradas. Los Seren son fieros guerreros que dan sus vidas para defender las arenas de Argonnessen de los extranjeros pero no son canívales y su referencia a los dragones es mucho más compleja que el simple miedo hacia criaturas poderosas. Aproximadamente hay treinta tribus Seren diseminadas por las islas y las costas de Argonnessen. Cada tribu tiene una leyenda sobre su pacto dracónico: un cuento sobre como sus ancestros fueron traídos desde una tierra lejana por un poderoso dragón y encargados con el honor de defender las tierras de su patrón de los débiles y los impuros.

Los clérigos portavoces de los dragones seren dicen que los dragones son la personificación de lo mejor del espíritu humano. Cuando un seren muere, su alma es juzgada y si ha defendido el pacto, es colocada en un huevo de dragón. Cuando suficientes almas valiosas han sido introducidas en un huevo, este se resquebraja y nace un nuevo dragón, destilado de la esencia de todas esas nobles almas que lo forman.

Las Islas Seren son duras e implacables, y las tribus se mantienen en conflicto continuo. Su civilización ha cambiado muy poco durante los milenios, y los seren están dedicados a sus tradiciones. Hasta que los dragones ordenen un cambio, los seren continuarán defendiendo los pactos. Cualquier viajero que desee explorar el continente de los dragones tendrá que hacer frente a estos bárbaros. La cultura seren es muy belicosa, y los seren repelerán a cualquier invasor. Debido a esto, los habitantes de Khorvaire Sarlona han aprendido a evitar Argonnessen, dejando a los seren pasar la mayor parte de su tiempo peleando entre sí. Mediante estas batallas mejoran sus habilidades y demuestran su valía como guardianes. Sólo los más fuertes tienen lugar en las costas de Argonnessen. Los niños y sus cuidadores no suelen ser atacados durante los conflictos, lo que permite a las tribus recuperarse de la derrota.
------------------

Más artículos sobre Eberron

------------------

Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario en la entrada