Encuéntranos en Google+.

lunes, 9 de febrero de 2009

Organizaciones de Khorvaire - Los Doce


Los Doce, una institución arcana fundada por las casas de la Marca de dragón, opera desde una Fortaleza de 13 pisos que flota sobre la ciudad de Korth, en Karrnath. Como parte de los acuerdos que pusieron fin a la Guerra de la marca, Hadran d’Cannith sugirió que las casas trabajasen juntas para crear una institución para la aplicación de la magia: una fundación que estudiaría las Marcas de dragón y las formas más tradicionales de magia arcana. La fortaleza fue construida por Alder d’Cannith, un mago visionario e inventor experto que empeló sus estudios del cielo para determinar que la Fortaleza debería tener trece torres. “Las lunas sugieren que el número perfecto de Marcas del dragón es trece”, explicó crípticamente Alder, “pero podemos llamar a esta institución los Doce, ya que la decimotercera marca ha sido desterrada hace mucho”. Nadie discutió con él; aunque los elfos recuerdan la Marca de la Muerte, es un tema que les gustaría olvidar (aparte de los líderes elfos, pocos conocen la verdad de la desaparición de la decimotercera Marca de dragón).

Durante siglos, el instituto ha sido responsable de múltiples avances arcanos. Los artífices de los Doce ayudaron al desarrollo de las aeronaves pilotadas por la casa Lyrandar, por ejemplo, así como de las estaciones de mensajes de la casa Sivis.

Como brazo arcano de las casas de la Marca de Dragón, los Doce trataron de mantenerse neutrales durante la Última guerra. Sin embargo, muchos de los magos y artífices de esta organización tenían lealtades patrióticas que resultaron ser más fuertes que su vínculo con la institución, por lo que eligieron irse a luchar en la guerra. Unos cuantos cayeron en combate. Ahora que los Doce han vuelto a sus asuntos habituales, desean reemplazar a los miembros perdidos asegurándose de que cada casa esté representada.

El Comité de los Doce controla la institución. El comité tiene realmente más de doce miembros: hay doce casas de la Marca de Dragón, pero la división de la casa Phiarlan y la casa Thuranni, y los problemas que atraviesa la casa Cannith, han hecho que el número de miembros fluctúe.

Los Doce tienen acceso a un tremendo abanico de artículos místicos y de fondos, y los magos y artesanos mágicos más grandes del continente compiten por obtener privilegios en los talleres de la institución. Los avances logrados se comparten por igual entre todas las casa, aunque siempre hay rumores de que una o más casas desvían fondos para sus proyectos privados o que intentan ocultar descubrimientos valiosos.

Como institución, los Doce tratan de progresar en las artes místicas. En particular, el Comité busca innovaciones mágicas que tengan un valor práctico para la sociedad y cierto potencial para generar ingresos. Los Doce tienen mucho que ofrecer a los aventureros arcanos. Tienen acceso a considerables almacenes de componentes místicos inusuales y una vasta biblioteca de conjuros. Incluso la gente mundana puede hallar ventajas impagables en sus tratos con los Doce, ya que los eruditos de la institución pueden identificar con rapidez cualquier objeto mágico o artefacto extraño. Sin embargo, al ser una institución de prestigio, no tratarán con ningún aventurero que no se haya ganado una reputación positiva.

El rey Galifar I, que no estaba totalmente convencido de la neutralidad y altruismo de las casas de la Marca de dragón, estableció el Congreso arcano como competidor directo de los Doce. En la actualidad, ambas instituciones de estudios mágicos se enzarzan en una rivalidad más o menos amistosa en busca de recursos, estudiantes y hallazgos arcanos.


------------------

Más artículos sobre Eberron

------------------


Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario en la entrada