Encuéntranos en Google+.

martes, 6 de marzo de 2007

Smoking turtle's journal 2- aterrizaje forzoso


Fecha estelar … mmm… No tengo puta idea de qué día es hoy … un día después de la última entrada... sea eso cuando sea

Nuestra excursión fuera de la nave fue más de lo mismo: lagartos guerreros por un lado, tipos chungos que lanzan rayos y hacen cosas raras, una emboscada que les salió mal, una habitación del templo explorada… nada nuevo bajo el sol.

[Sonidos de bebida]

Maldito el día en que se nos ocurrió pillar a esos puñeteros gamorreanos en la nave!! No voy a volver a pillar a uno de esos pieles verdes en la Smoking en lo que me queda de vida… bueno, a no ser que pague mucho. Pero cuando digo mucho, quiero decir MUCHO!

[Sonido de bebida]….

Y fíjate tú que la cosa tampoco hubiera sido tan grave. Vale, nos pillaron por sorpresa, se cargaron a Hans (hijos de puta…) y capturaron a Kha-dor … pero hubiéramos podido seguir adelante. A fin de cuentas el Keldor logró escaparse de su celda bastante rápido y además liberó a varios prisioneros. No les costó mucho deshacerse de los pocos gamorreanos y capturar la otra nave. La Space Swamp podría haber sido un buen añadido para nuestra flota.

[Sonido de bebida]…

Sí, la puedo ver desde la cabina y tiene buena pinta. A pesar de que se le tendrían que haber hecho unos cuantos arreglos podríamos haber conseguido que fuera un buen carguero o a malas sacarnos algo de pasta por ella. Y los nuevos no parecen mala gente, republicanos… pero buena gente.

Pero vaya, tampoco es que hayamos tenido demasiado tiempo para hablar entre nosotros. Tal y como comprobamos que los gamorreanos habían sido derrotados Garick pasó a la Space Swamp para pilotarla y entonces empezaron los problemas.

Algo empezó a interferir en los sistemas de ambas naves y nada de lo que hacíamos ayudaba a controlarlas. Los impulsores se sobrecargaron y amenazaron con hacer explotar el motor pero de golpe la tensión empezó a fluctuar en sentido contrario restándonos todo el impulso y permitiendo que la gravedad de un planeta cercano nos atrajera con rapidez. Nadie entendía que cojones estaba pasando y yo menos que nadie.

No había mucho que pudiéramos hacer. Intenté apagar y encender el motor para ver si así conseguía algo de tracción pero ni por esas. Ambas naves se precipitaban a la atmósfera y no lográbamos controlarlas más que unos pocos segundos pero enseguida fallaban todos los aparatos y volvían a descontrolarse. Y seguíamos cayendo…

[Sonidos de bebida]


Por donde iba… ah, sí, la caída.

Mientras caíamos pudimos ver que todo lo que se extendía a nuestro alrededor era una tupida selva en la que no se veían más construcciones que una oscura pirámide a bastante distancia de nosotros de la que emanaba una extraña luminosidad. No tuvimos mucho tiempo para ver los detalles porque la selva se acercaba a toda velocidad.




Entre los árboles logramos vislumbrar un claro e intenté dirigir la nave hacia allí mientras que Garick se esforzaba intentando controlar la Space Swamp pero ninguno de los dos tuvimos demasiado éxito y acabamos haciendo un aterrizaje bastante forzado… Al menos yo logré que la Smoking aterrizara de pie… XD

Por suerte, aunque el aterrizaje no fue precisamente suave nadie se hizo daño y pudimos comprobar los desperfectos de las naves. La cosa pintaba mal. Casi todo nuestro motor se había salvado por el canto de un duro pero nuestros circuitos de control de flujo se habían quemado por completo y no iba a haber forma de aprovecharlos. El resto de piezas de los controles y los impulsores habían sufrido serios daños pero parecía bastante factible conseguir repararlos.

Garick nos comunicó que la Space Swamp estaba en bastante peor estado. Sus circuitos de control de flujo habían quedado carbonizados y parte del motor había sufrido el mismo destino. Él y Kha-dor habían tenido que apagar un pequeño fuego y tenía pinta de que conseguir repararla iba a costarnos demasiado tiempo… una mierda, la verdad.

Visto lo visto decidimos salir fuera y ver cómo había quedado el fuselaje. Y ahí nos llevamos otra sorpresita. Resulta que se nos habían colgado unos mynocks y no estaban muy dispuestos a separarse de nuestra nave. Los puñeteros bichos probablemente nos habían salvado de que las extrañas turbulencias quemaran por completo la nave al haberse dedicado a absorbernos energía de los motores pero ahora no estaban dispuestos a separarse de mis motores… y por ahí no pasamos.

Trincamos las armas y nos cargamos a los puñeteros bichos. Bang, bang, bang! Y fuera mynocks… no fue demasiado difícil aunque uno de esos pequeños hijos de puta me pegó un muerdo que me dejó el brazo adormecido durante un rato.

[Sonidos de bebida]

Y aquí estamos todavía… plantados en mitad de esta puta jungla sin fin… Uff… me duele todo, creo que voy a dormir un rato. La jungla está tranquila y Janni ha dicho que me relevaría cuando se levantara y hace un rato que le oigo por ahí. Me tomo un café caliente y a sobar.

Aquí la segundo de a bordo y piloto Nara Lee. Corto y cierro.
Publicar un comentario en la entrada