Encuéntranos en Google+.

lunes, 21 de enero de 2013

Historia de Eberron: Era actual

La Era actual (del -3.100 a la Fundación de Galifar)

–3,100 YK
Despierta el Gran Druida Oalian

El pino de sesenta y cuatro pies de altura Oalian, el futuro Gran Druida de los Confines de Elden, es despertado gracias a los esfuerzos de los Cancerberos. Oalian acabará convirtiéndose en el líder de la secta druídica de los Guardianes del Bosque de los Confines pero seguirá siendo una fuente de sabiduría druídica para todas las sectas druídica de Eberron.

–2,200 YK
Aparición de las primeras Marcas de Dragón (Ghallanda)


Las primeras Marcas de Dragón aparecieron entre las razas inteligentes de Khorvaire hace más de tres mil años. Durante siglos, los dragones y otras criaturas que habían explorado Eberron sabían que las marcas de la Profecía se formaban en fuerzas aparentemente aleatorias como los terremotos, las erupciones volcánicas o las formaciones de coral. Esos habían sido siempre los símbolos de la Profecía que habían estudiado los dragones de Argonessen. Pero hace tres mil años esos símbolos, conocidos como marcas de dragón, empezaron a aparecer en el cuerpo de varios linajes de elfos, enanos, gnomos, medianos, humanos y semiorcos. Al igual que las marcas de la Profecía anteriores, las Marcas de Dragón representan fuerzas primarias ligadas tanto a las trece lunas de Eberron como a los planos de existencia. Como tales, los portadores de Marcas de Dragón son peones de la Profecía: una herramienta que se puede usar para dar forma al futuro. Los dragones no pudieron seguir ignorando a las “razas menores”, ya que estas parecían tener un papel más grande en la Profecía de lo que ellos habían creído.

Una de las primeras Marcas de dragón en aparecer fue la Marca de la Hospitalidad entre las tribus nómadas de medianos de las Llanuras de Talenta, que llevó, eventualmente, a la formación de la Casa Ghallanda casi mil dos cientos años después, durante la época de Karrn el Conquistador. Para aquellos acostumbrados a la dura vida de las llanuras, los poderes de la marca fueron un auténtico regalo. Los medianos no sabían nada sobre la Profecía dracónica así que llegaron a la conclusión de que las Marcas de Dragón eran una bendición divina y que aquellos así bendecidos estaban obligados a usar este don para ayudar a quienes padecieran necesidades. La mayor parte de medianos marcados eligió seguir este camino y formaron una nueva tribu. Entre las antiguas leyendas de Talenta existía una que hablaba de unos perros dimensionales que ayudaban a los viajeros perdidos y la tribu siguió esta tradición cuando adoptó el nombre de Ghallanda, una palabra en lengua mediana que se podría traducir de forma tosca como “sabueso que aparece cuando más se le necesita.” Durante siglos, los medianos de la tribu Ghallanda vagabundearon por las Llanuras de Talenta ofreciendo comida conjurada magicamente y albergue a quienes lo necesitaban. Esponsorizaban gloriosos festines de los héroes en las llanuras, permaneciendo al margen de conflictos y disputas entre tribus. Los sabuesos hospitalarios eran bienvenidos en cualquier campamento y ayudaron a medianos de todas las tribus.

-----------------



Más artículos sobre Eberron

Publicar un comentario