Encuéntranos en Google+.

lunes, 3 de enero de 2011

Razas de Eberron: los replicantes (II parte)

Los replicantes viven allí donde lo hacen los humanos en Khorvaire, mezclándose entre ellos y viviendo a su sombra. Son más frecuentes en las grandes ciudades de Khorvarire donde suelen formar el esqueleto del mundo criminal, aunque muchos otros tienen empleos más respetables en el mundo del entretenimiento, la investigación, las agencias gubernamentales y en ocasiones como aventureros.

Los replicantes no tienen una tierra a la que llamar propia. Los miembros de la mayuor parte de otras razas tienen respuestas claras a la pregunta “¿Quién soy?”. Los enanos son buenos trabajadores de la piedra, estables y hábiles en la batalla contra trasgos y gigantes. Los elfos son gráciles y observadores. Los semi-orcos son fuertes y poderosos. Cada una de las razas civilizadas tienen una sensación de pertenencia y confort a la sociedad. Son aceptados por y aceptan a otros de su clase. No pasa así con los replicantes. Su mutabilidad significa que no tienen un lugar en el mundo.

Muchos replicantes viven ocultos en comunidades dominadas por otras razas y esas otras razas suelen verlos con suspicacia. Mientras que un grupo minoritario con un sentido más fuerte de sí mismo podría reaccionar a este prejuicio uniéndose y formando una comunidad fuerte de los suyos, los replicantes son cualquier cosa menos una especie unificada. Muchos replicantes también miran con sospecha y prejuicios a los de su propia especie.



Los replicantes no tienen un lugar establecido en la sociedad. Se sienten impulsados a adoptar la personalidad de otras razas, crear varias por su cuenta o tratar de encajar en el papel que el destino les haya deparado. Muchos replicantes se adhieren a uno de estos tres puntos de vista filosóficos y actúan en consecuencia.

Los pasantes son los replicantes más humanos, en lo que a sus pensamientos y puntos de vista concierne. Únicamente desean formar parte de una comunidad y vivir sus vidas en paz. Dado que vivir como un replicante levanta sospechas, los pasantes utilizan su aptitud de cambio de forma para encajar en la sociedad con más facilidad. La mayor parte de ellos elige la forma mayoritaria en su comunidad y la mantiene. Algunos adoptan su nueva apariencia tan a conciencia que llegan a identificarse totalmente con la raza elegida y muy rara vez viajan lejos o adoptan nuevas identidades.

Los transformistas la vida no consiste en ser una persona, sino muchas. Estos replicantes emplean activamente su aptitu de cambio de forma y viven muchas vidas. Se disfrazan, engañan y mienten tanto como necesitan para conseguir sus metas individuales. En el centro de creencias de los transformistas está la idea de que para ser un replicante pleno deben cambiar de forma frecuentemente. Un transformista se considera, a la vez, un replicante y el individuo al que representa en cada momento.

Algunos replicantes rechazan tanto el conformismo de los pasantes como la filosofía de cambio de los transformistas y se muestran inclinados a creer que existe una última Verdad, una Forma Perfecta. Su misión es descubrir que es real. Estos buscadores de la relidad también conocidos como perfeccionistas prefieren mantener su forma natural y rodearse de otros de su clase. Estos replicantes suelen poseer convicciones sólidas y la mayor parte de ellos no se mostraran proclives a utilizar el engaño en ninguna de sus formas (aunque algunos opinarán que este tipo de cortesías sólo deben darse con otros miembros de su raza y no con todo el mundo. Desde el fin de la Última guerra muchos buscadroes de realidad han contemplado con admiración y cierta envidia los esfuerzos de los forjados y sus intentos de formar comunidades

-----------------


Más artículos sobre Eberron

------------------

Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario en la entrada