Encuéntranos en Google+.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Linde Tormentoso (III parte)

La ciudad cambiante

La devastación de Xen’drik convirtió al continente en un caos. Los registros arqueológicos sugieren que un grupo de culturas fundaron asentamientos en la región cercana a Linde Tormentosa. Pero todas esas civilizaciones se colapsaron, y para cuando los humanos llegaron a esa área, todo lo que quedaba eran fantasmas y piedras destrozadas. Los estudiosos han confirmado que los siguientes grupos habitaron Linde Tormentoso durante los pasados treinta mil años.

El primer grupo en retornar a Linde Tormentoso fueron los gigantes, los ancestors de los actuales gigantes de Rushemé. Los maestros del saber de Rushemé dicen que sus ancestros fueron atrapados por el Du’rashka Tul, una locura homicida que los obligó a enfrentarse unos contra otros y destruir su nación.

Miles de años después, los sahuaguines del Mar del Trueno llegaron a Linde Tormentoso. Los demonios marinos construyeron una comunidad anfibia en las cloacas inundadas de la ciudad original. Los actuales sahuaguines no hablan de su cultura caída. Algunos estudiosos creen que ese silencio se debe a la vergüenza, que los antiguos sahuaguines fueron corrompidos por una oscura fuerza bajo la ciudad. Otros afirman que la civilización sahuaguin fue destruída hace tanto tiempo que los actuales sahuaguines sencillamente no saben nada sobre ella.

Los sahuaguines fueron expulsados definitivamente de la ciudad por un grupo de gigantes llamados Los Piedra Caídos. Las evidencias sugieren que eran gigantes de la tormenta o tal vez algún tipo de gigantes de piedra anfibios – un eslabón perdido entre ambas especies. Los Piedra Caídos duraron poco; no mucho después de su victoria sobre los sahuaguines cayeron víctimas aparentemente de una plaga que resistía todo tipo de tratamiento mágico. En menos de un siglo, la región volvió a quedar abandonada.

La siguiente sociedad que dejó una clara marca en la región fueron los thri-kreen. En la época actual, el pueblo mantis son pocos en número y evitan todo contacto con los humanos. Pero hubo un tiempo en que cientos de miles de thri-kreen habitaron la región, cavando túneles retorcidos en los cimientos de las ciudades gigantes y esculpiendo extraños monumentos bajo la ciudad. El destino de los thri-kreen sigue siendo uno de los mayores misterios de la región. Otras culturas cayeron víctimas de plagas o batallas. Por lo que los investigadores han podido descubrir la cultura thri-kreen desapareció de forma casi instantánea, como si el grueso de la población simplemente desapareciera. Los thri-kreen rechazan discutir su historia con los humanos pero la respuesta puede seguir enterrada en las profundidades de Linde Tormentoso.

Estas cuatro culturas dejaron claras marcas en Linde Tormentoso, mientras que otras pasaron casi sin dejar rastros. La biblioteca de Korranberg tiene registros de que un grupo de gnomos trataron de establecer una cabeza de playa en Linde Tormentoso hace seiscientos años. Pocos meses después un pequeño grupo de supervivientes retorno a Zilargo. Afirmaban haber sido atacados por gigantes hostiles, pero en los últimos años el estudioso Hegal Del Dorian ha aventurado la teoría de que ésta fue una historia falsa que pretendía ocultar lo que sucedió realmente; se basa en los testimonios escritos de un marinero que hablaba de “una oscuridad que aplastaba el cuerpo y el alma”.

La era de la piratería

Los primeros humanos de Khorvaire en poner el pie en Xen’drik eran piratas. Buscaban un puesto avanzado para reparar y reabastecer sus barcos y los muelles derruidos de Linde Tormentoso parecían un buen lugar donde empezar. Encontraron la ciudad en ruinas, marcada por las civilizaciones que habían pasado antes. Los piratas se enfrentaron con gigantes, drow y sahuaguines pero misteriosamente no encontraron los horrores que habían hallado los habitantes anteriores. Un siglo pasó sin plagas ni guerras y los piratas prosperaron. Empezaron a buscar oportunidades en el continente y descubrieron tanto reliquias como el poder de kuryeva.

Con el paso de los años la piratería se convirtió en un problema en crecimiento en el Mar del Trueno. Esto y las oportunidades que Xen’drik ofrecía llamaron la atención de las casas de dragón. La casa Tharashk descubrió los cargamentos de cristales dragontinos que los piratas capturaban de los Riedros y quiso establecer sus propias operaciones de prospección en las tierras devastadas. Los estudiosos y los artífices vieron las reliquias capturadas del interior y quisieron más. Pero entre la dura climatología, los sahuaguines y la constante amenaza de los piratas, viajar era demasiado peligroso. En 800 YK, representantes de los Doce presionaron a Galifar para acabar con las depredaciones de los piratas y establecer un puerto en Xen’drik. Cuando Galifar volvió su poder hacia el sur, cinco capitanes piratas, ahora conocidos como los Señores de la Tormenta, decidieron trabajar con el rey a cambio de una amnistía y de ostentar la autoridad en la nueva ciudad. Aunque el rey no estaba conforme en trabajar con piratas, los Señores de la Tormenta tenían un valiosísimo conocimiento e influencia en la zona y vencerlos hubiera supuesto una campaña demasiado costosa. El rey estuvo de acuerdo con la oferta y Linde Tormentoso inició el camino que le ha llevado a la ciudad que es actualmente.

El nacimiento de la ciudad

Con los términos del acuerdo, Galifar reconoció el derecho de los capitanes piratas a conservar sus tierras. Como resultado, las casas de dragón tuvieron que trabajar con los Señores de la Tormenta para establecerse en Xen’drik. Con el tiempo, esas fuerzas trabajaron juntas para transformar el refugio pirata en la ciudad actual. En general la ciudad se ha mantenido estable con dos notables excepciones:

La revuelta Omaren:
En el 890 YK, el Señor de la Tormenta Castal Omaran intentó eliminar al resto de Señores de la Tormenta y hacerse con el control de la ciudad. El golpe falló. Se permitió a la familia Omaren mantener su lugar pero fue forzada a hacer cambios y a operar bajo un estricto control que permanece hoy en día.

La Tormenta de Fuego:
En 946 YK, la ciudad fue atacada por el Batallón de las Torres de Basalto, una alianza de gigantes de fuego. Además de su fuerza física, los gigantes utilizaron un artefacto capaz de lanzar lluvias de meteoros sobre la ciudad; algunos de esos cráteres todavía permanecen en la ciudad. En un curioso giro de los acontecimientos los gigantes de Rushemé se aliaron con la guardia de Linde Tormentoso y con las casas de dragón para rechazar el asalto no tanto para proteger a los habitantes de la ciudad sino para mantener la ciudad fuera de las manos del batallón. El poder de los Torres de Basalto fue vencido pero algunos de los gigantes sobrevivieron y algunas informaciones del interior del continente afirman que se han vuelto a unir.

Actualmente Linde Tormentoso es más prospero que nunca. Las casas de dragon han incrementado sus operaciones y las tarifas del comercio traen oro a los cofres de los Señores de la Tormenta. Estudiosos y aventureros llegan a Xen’drik en cantidades crecientes y nuevos colonizaron intentan establecer comunidades en las cercanías de Linde Tormentoso. La Ultima Guerra trajo violencia y problemas a la ciudad pero Linde Tormentoso continua creciendo cada año.

------------------

Más artículos sobre Eberron
Publicar un comentario en la entrada