Encuéntranos en Google+.

viernes, 3 de abril de 2009

Adar (II parte)


Adar es una nación preocupada por la supervivencia. Antaño los Adaranos podían sobrevivir sin trabajar juntos pero eso cambió cuando los Inspirados empezaron a asediar su tierra montañosa. El sacrificio de Taratai expulsó a los invasores y dejó el Escudo mágico que protege Adar desde ese día de los Inspirados. A pesar de eso, los Adaranos saben que un golpe interno seguramente significaría su destrucción.

Los altos pasos de montaña (y las fortalezas-monasterio escondidas que los guardan) cobijan Adar de un as alto directo. El agua, en la frontera con Syrkarn, y la mayor concentración de defensores de Adar ayudan a proteger Kasshta Keep. Las máquinas de guerra Riedras tienen que encontrar un camino para sortear las frecuentes tormentas que se producen en las montañas. Tormentas similares ocurren a diario sobre las aguas que rodean Adar, y terribles bestias surcan los mares, como si la naturaleza conspirara para mantener Adar seguro.

Los quori que habitan en los cuerpos de los Inspirados temen la magia de ligadura de espíritus que emplean los Guardianes de la Palabra de Adar. La inmortalidad no es una defensa contra esa clase de hechicería.

Se dice que si los inspirados consiguen suficiente información para localizar las fortalezas de Adar y una forma de romper el Escudo, podrían golpear con rapidez y eliminar la mayor parte de las defensas de Adar. Entretanto, las patrullas riedras y las pequeñas escaramuzas que provocan causan muchas muertes en Adar, pero muchas más en Riedra. Los adaranos, especialmente los que viven en las fronteras, están acostumbrados al pesar causado por la pérdida.


Adar es como una tierra aparentemente arrancada de algún otro reino. Entre las montañas que surgen como huesos de dedo de gigantes hasta las manifestaciones de otros mundos del sur de Sarlona y los resultados naturales de tal interferencia conspiran para producir un duro medio ambiente.


Sin embargo, en medio de picos implacables y entre terribles tormentas, la vida prospera y evoluciona. Adar significa "refugio" en un antiguo dialecto riedro, esta etimología demuestra que Adar fuer nombrado desde el exterior. Su gente nunca se ha unificado – los conflictos entre la gente de las montañas continúan intermitentemente y un rencoroso debate se alza entre sus místicos. Sin embargo, Adar ha sido durante largo tiempo un lugar de paz e introspección en un continente conocido por sus terribles guerras. Adar deberá trabajar unido o convertirse en otro instrumento de los Inspirados.


------------------

Más artículos sobre Eberron

------------------


Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario en la entrada