Encuéntranos en Google+.

lunes, 31 de octubre de 2011

Religiones de Eberon: La Sangre de Vol (II parte)

La alta posición de los no muertos inteligentes dentro del culto puede sorprender a aquellos ajenos a la fe. Los vampiros, liches y momias ya no tienen ni sangre ni vida así que nunca podrán acceder por completo a la Divinidad Interior. Los Buscadores consideran que los no muertos han esto este terrible sacrificio para sobreponerse a la mortalidad y servir a la secta. Y, aunque son reverenciados y respetados, también sienten pena por ellos, ya que nunca podrán tocar la perfección. Los no muertos son los campeones de la iglesia, guiando a la gente de Vol a su verdadero destino, pero pocos de los creyentes estarían dispuestos a tomar la terrible decisión de convertirse en no muertos.

La jerarquía de la fe es el mecanismo mediante el cual la Reina Liche Vol influencía la vida de los Buscadores en cualquier lugar. La mayor parte de creyentes no tienen ni idea de que Vol existe y, mucho menos de la extensión de sus esquemas y manipulaciones. Un circulo secreto de consejeros y funcionarios; hecho a partes iguales de no muertos y mortales que han encontrado formas de engañar a la muerte conocido como el Pacto Carmesí actúa como “cuerpo regulador” de la fe. Es el equivalente a la Dieta de Cardenales de la Iglesia de la Llama de Plata, a pesar de que muchos Buscadores nunca sabrán de su existencia ni del impacto en sus propias vidas. Aquellos que siguen a la Sangre de Vol buscan la inmortalidad en el interior y muchos no saben nada ni dan apoyo voluntario a las ambiciones secretas y oscuras de la verdadera líder del culto.

El centro neurálgico de la fe en el Khorvaire actual es el Monasterio Carmesí, localizado en la ciudad de Atur en el reino de Karrnath. Como la Iglesia de la Llama de Plata, la Sangre de Vol cree que el resto de fes están equivocadas. El típico Buscador cree que no existe ninguna divinidad más allá de la que recorre sus venas y se niega a reverenciar sin criterio a ninguna deidad hasta (y a menudo incluso después) su último aliento. La Sangre de Vol desprecia a la mayor parte de religiones: Nadie en su sano juicio elegiría renunciar a su autodeterminación, el mayor regalo de la existencia y el resto de religiones de Eberron pone el destino de sus miembros en las manos de fuerzas externas ya sean dioses, ángeles, demonios o la propia naturaleza.

Tal vez la única creencia que los Buscadores comparten con los miembros de otras fes es la creencia en que las acciones de un alma en vida, determinan su recompensa final. Sin embargo, mientras que otros creen que las acciones serán juzgadas por aquellos a los que adoran, los cultuistas de Vol mantienen que las acciones individuales son la única forma de que el alma escape de Dolurrh por si misma.

La Sangre de Vol existe desde mucho antes de la formación del Reino de Gallifar y no utiliza el calendario estándar para marcas sus festividades ni el paso del tiempo. Los creyentes siguen el calendario activo más antiguo de Eberron, la Rueda Qabalrin. Nombrado en honor a la civilización élfica que lo desarrolló en Xen’drik hace milenios, fue durante siglos el único calendario de Eberron. Como su contrapartida Galifariana, la Rueda Qabalrin se divide en meses que corresponden con las lunas de Eberron, pero al contrario que el calendario de Galifar, todavía reconoce a la treceava luna que fue destruida cuando los gigantes sellaron el plano de Dal Quor tiempo atrás.

La Rueda tiene trece meses en vez de doce, con el último Crya, asociado con la desaparecida Marca de la Muerte, situado entre Vult y Zarantyr en el calendario de Galifar. Esto provoca que la Rueda Qabalrin tenga un mes más que el año de Galifar. El calendario litúrgico de la Sangre de Vol cuenta el tiempo desde el año en que la Casa de Vol fue traicionando, forzando a su último miembro a una eternidad de no muerte. Para los Buscadores el año 998 YK corresponde con el 2398 FH (años desde la caída de la casa – Fall of the House en inglés). Muchos Buscadores no utilizan esta convención, por supuesto, e incluso aquellos que la utilizan siguen utilizando el calendario de Galifar para tratar con los externos a la fe. -----------------


Más artículos sobre Eberron

Publicar un comentario en la entrada