Encuéntranos en Google+.

jueves, 31 de marzo de 2011

Barnalúdica 2011 - una reflexión a posteriori

Ahora que ya han pasado unos días desde la finalización de las jornadas Barnalúdica 2011 me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre las mismas tanto a título de coordinadora de las jornadas como desde el punto de vista de aficionada que estuvo allí.

Desde el punto de vista organizativo creo que las jornadas fueron todo un éxito. Obviamente hubo fallos puntuales pero creo que muchos de ellos no llegaron a notarse demasiado y, en general, se solucionaron con rapidez y eficacia. Además en todo momento hubo personal dispuesto a ayudar en lo que hiciera falta desde recibir a todos los asistentes y explicarles lo que hiciera falta.

El público respondió muy bien (y excepto el viernes por la tarde que fue un poco más flojo de lo previsto) las jornadas estuvieron a rebosar de gente durante el fin de semana, llegando incluso el sábado a saturar el espacio y dejarnos durante un par de horas sin mesas suficientes para todo el mundo. Por suerte la gente se lo tomó de maravilla y no tuvo problemas en improvisar lugares para jugar: desde la tarima del escenario hasta uno de los descansillos/pasillos donde acabó juntándose una veintena de persona a jugar una partida de Hombres Lobo de Castronegro improvisada.

Uno de nuestros objetivos a la hora de organizar las jornadas es que cualquier visitante tuviera muchas actividades y muy variadas entre las que elegir y creo que cumplimos con creces. Además también nos marcamos como objetivo que todo tipo de público pudiera disfrutar de las jornadas tanto los aficionados de toda la vida que se conocen todos los juegos habidos y por haber, como aquellas personas que aparecían por las jornadas atraídas por las actividades que se organizaban a nivel de calle y que se acercaban a mirar sin saber nada sobre juegos de rol, de mesa, cartas, minis… Y creo que cumplimos:

Los “novatos” podían disfutar de actividades de iniciación a cualquier modalidad de juego: partidas de rol, demostraciones de juegos de mesa, de cartas, de minis, exhibiciones de softcombat y de tiro con arco… Aquellas personas con algo más de experiencia podrían participar en los torneos y competiciones que se organizaron durante las jornadas y probar las últimas novedades del mercado. Y los asistentes con ganas de profundizar en alguna de sus aficiones pudieron asistir a las diferentes charlas y presentaciones que se hicieron a lo largo de todas las jornadas (además de jugar a lo que les apeteciera, of course!).

Desde el punto de vista de una aficionada creo que este tipo de jornadas son a las que a mi me gustaría asistir. Personalmente me hubiera pasado el sábado entero en la Sala de actos asistiendo a una charla tras otra y hubiera tenido mil y una dudas sobre a qué partidas de rol apuntarme o qué juegos probar porque no creo que me hubiera dado tiempo a probar todo lo que me apetecía … Y creo que esto es algo bueno porque te deja con ganas de más, de volver en la siguiente edición y hacer todo aquello que no pudiste.


Y ahora me vais a permitir que me centre en las charlas y presentaciones porque creo que fueron uno de los puntos fuertes de las jornadas. Tuvimos la suerte de poder contar con varias presentaciones de novedades de diversos tipos (Verbàlia en el apartado de juegos de mesa, Carnevale en el de miniaturas y Aquelarre, Roll&Play y Cacería de bichos en el de rol) y además, disfrutar de la charla de Zonk PJ sobre Juegos de rol y Literatura Fantástica que resultó realmente reveladora y de una mesa redonda de bloggers (y no bloggers) roleros. Pero no sólo tuvimos unos ponentes increíbles sino que entre el público había auténticos expertos que contribuyeron a que tanto las presentaciones como las charlas informales fueran tremendamente interesantes.

Por desgracia mis obligaciones me impidieron asistir cómodamente a todas las presentaciones pero aprovechando que estaba encargada de hacer fotos del evento pude “colarme” un ratito en todas ellas. Así que al menos pude escuchar unos minutos de cada una de ellas.

Como decía, no sólo las presentaciones fueron un lugar de intercambio de ideas y conocimientos sino que tanto la Comida rolero-bloggera como las diferentes charlas en la puerta para “fumar”/tomar el aire sirvieron para que ayudar a generar esa sensación de Think tank que muchos de nosotros tuvimos y que creo que todos coincidimos en que debería repetirse y potenciarse.

Se habló mucho sobre rol y aunque las historietas y batallitas abundaron (como en cualquier reunión de roleros) también hubo mucha reflexión sobre los juegos en sí, la estructura de las partidas, técnicas narrativas, situación del mercado y mil y un temas más.

Hace unos días Athal Bert publicó un artículo al respecto (“Hacia unas jornadas formativas y de debate”) en el que hacía hincapié en este tema y en el programa del miércoles 30 de abril de Radio Telperion Zonk PJ también dio su opinión al respecto (y el resto del equipo también!). Y la verdad es que ambos resumieron muy bien la idea que nos quedó a todos.

Personalmente creo que unas jornadas en las que se incluyan temas más “académicos” o de reflexión pueden ser tremendamente positivas no sólo para que los conocedores del los juegos de rol nos relacionemos y compartamos conocimientos sino también para acercar el rol a la población general y para “normalizarlo” tal y como Zonk nos explicó que ha sucedido en Finlandia.

Resumiendo en pocas líneas lo que nos explicó (y lo que yo recuerdo) al respecto, en Finlandia se ha impuesto una tendencia que considera los juegos de rol como una faceta más del arte y que ha generado todo un cuerpo teórico al respecto. Pero no se ha quedado ahí, sino que ha difundido este cuerpo teórico tal y como hubiera hecho con cualquier movimiento artístico enviando manifiestos, información y noticias a los medios de comunicación y, consiguiendo, de esta forma, no sólo normalizar la afición por los juegos de rol, sino convertirlos en un icono cultural más.

Conseguir algo así en España puede ser muy poco probable pero lo que es seguro es que si no se intenta seguro que no se va a lograr jamás. Obviamente organizar charlas y coloquios sin más ni más tampoco va a hacer demasiado por la afición pero ir desarrollando diversos tipos de actividades relacionadas con la divulgación y “normalización” de nuestra afición entre los no aficionados, a la vez que se desarrolla un corpus teórico entre los aficionados puede contribuir a ello enormemente.
Publicar un comentario en la entrada