Encuéntranos en Google+.

domingo, 14 de marzo de 2010

Razas de Eberron: los shulassakar (I parte)

Los Shulassakar: Sirvientes emplumados

La raza dracóniana de serpientes celestiales aladas conocidas como los couatl nacieron en el continente de Sarlona. La mayor parte de sus antiguas ruinas todavía permanecen escondidas actualmente en la nación de Riedra, el reino de los Inspirados. Tal y como los couatl lucharon contra los demonios en la Era de los Demonios, también establecieron puestos avanzados a lo largo y ancho de Eberron. El mayor de éstos era la ciudadela-fortaleza de Krezent, situada en el corazón de lo que ahora es conocido como las Llanuras de Talenta, en el continente de Khorvaire. La ciudad se extendía hacia las profundidades de Khyber y al final de la guerra, fuerzas terribles habían sido atadas en sus cimientos.

Un puñado de coualt permanecieron observantes sobre el mundo tras el sacrificio de su raza, pero eran demasiados pocos para guardar todos los sellos, así que buscaron ayuda entre las razas jóvenes. De acuerdo con las leyendas, un pequeño grupo de humanos leales de Sarlona, el lugar de nacimiento d ella raza humana en Eberron, dedicó sus vidas al servicio de los couatl. A lo largo de cientos miles de años, su devoción cambió su cuerpo y su alma. Para la hora en que el imperio trasgoide de Dhakaan se alzó con el poder en Khorvaire, los guardianes de Krezent ya no eran humanos. Se habían convertido, en lenguaje dracónico, en shulassakar – los sirvientes emplumados..

La gente de Krezent son una visión magnífica: humanos mezclados con couatl, con rasgos serpentinos y plumas que brillan con una luz interior. Los shulassakar son sirvientes dedicados a la Llama de Plata y darían sus vidas sin un momento de duda en combate para eliminar a las fuerzas de la oscuridad. Sin embargo, los shulassakar son muy similares en apariencia y fisiología a otra raza serpentina humanoide de considerable peor reputación – los yuan-ti. Los yuan-ti parecen haber venido de Sarlona. Al igual que los shulassakar, parecen tener algún tipo de conexión con los couatl y pueden representar un primer intento fallido de las celestiales serpientes aladas de crear híbridos humano-couat para ser sus siervos. Actualmente se pueden encontrar pequeños grupos de yuan-ti en Sarlona, pero su población principal tiene refugio en Xen'drik

Físicamente, los shulassakar son similares a los yuan-ti. Pero existe una gran diferencia entre ambas razas: mientras que los shulassakar tienen características serpentinas, sus escamas se esconden bajo plumas de brillantes colores. Además, los más poderosos entre ellos también tienen alas.

Algunos shulassakar no tienen plumas pero poseen colores llamativos sobre su piel. En ocasiones estas marcas son confundidas con tatuajes pero su naturaleza es mágica y pueden cambiar de color y forma en respuesta al humor de su portador. La extensión de estas marcas varía entre los diferntes shulassakar y generalmente no impedirá que pueda disfrazar como humano.

A pesar de sus similitudes físicas, las culturas yuan-ti y shulassakar tienen poco en común. Los shulassakar afirman que los ancestros de los yuan-ti fueron elegidos de los couatl que rompieron sus votos a la Llama y que caído en decadencia desde entonces. Como resultado, los shulassakar desprecian a los yuan-ti. Si los yuan-ti compartían esas leyendas, las abandonaron hace tiempo y no tienen interés alguno en los shulassakar.

Por su parte los yuan-ti se esconden entre las sombras en Xen'drik y en las orillas de Argonnessen, planeando venganza contra los Señores de Riedra que les expulsaron de Sarlona hace más de un milenio y buscando formas de utilizar la Profecía Dracónica para ganar poder.

------------------

Más artículos sobre Eberron

------------------

Para todos aquellos interesados en descargarse el documento original podéis encontrarlo en los siguientes enlaces :Versión en .pdf aquí o aquí; Versión en .doc
Publicar un comentario