Encuéntranos en Google+.

jueves, 28 de junio de 2007

Eberron (naciones III parte)

Índice de artículos


Hoy acabamos con las diferentes naciones de Eberron y hablaremos de las zonas menos civilizadas del continente Khorvaire y de aquellas naciones de fuera del continente (Aerenal y Argonessen) que pueden ser utilizadas como región de origen por los personajes. Mañana hablaremos de religiones.

Marcas sombrías: Las marcas sombrías todavía guardan los restos de las grandes batallas contra los daelkyrs que las devastaron. Incluso ahora, milenios después, los grandes pantanos y las enormes montañas hacen que su paisaje sea agreste y poco acogedor. Las tribus orcas de la zona acabaron mezclándose con los refugiados de Sarlona que huían de los inspirados siglos atrás y conviviendo en armonía (tras unos primeros años de luchas). No existe un sistema de gobierno centralizado sino que las diferentes tribus orcas y clanes humanos, así como los grupos mixtos conviven sin problemas en territorio hostil. Las sectas druídicas cuentan con bastante poder, especialmente los Gatekeepers y algunas casas de dragón (Sivis y Tharask, especialmente) son respetadas en la zona.

Droam: Gobernante: Las hijas de Sora Kell. La mayor parte de los habitantes de Droam son considerados monstruos en el resto de naciones y Droam nunca alcanzó el estatus de nación en el tratado de Tronofirme. En los últimos años sus habitantes han ido mezclándose poco a poco con el resto de seres de Khorvaire especialmente gracias a la casa Tharashk que los ha contratado como mercenarios. Su sistema de gobierno se basa en la fuerza y carece de estabilidad aunque por el momento parece que las Hijas de Sora Kell tienen controlados a todos los cabecillas de las diversas tribus y clanes.

Darguun: Gobernante: Lesh Haruuc Shaarat’kor (Gran Guerrero Haruuc de la Espada Escarlata). El territorio de Darguun había quedado en el olvido durante siglos (ver historia antigua sobre el imperio trasgo) para las grandes naciones humanas hasta que hará poco más de un siglo la casa Deneith empezó a reclutar a sus habitantes como mercenarios al servicio de la casa. Al inicio de la última guerra los reclutamientos fueron cada vez más masivos. Un líder carismático Haruuc se dio cuenta de que los humanos no eran una fuerza lo suficientemente fuerte contra las tribus trasgoides unidas y consiguió mediante alianzas con el resto de líderes expulsar a los humanos de sus tierras. La traición de los mercenarios permitió la creación de un reino trasgo que fue reconocido en el Tratado de Tronofirme a pesar de que sus habitantes no gozan de muchas simpatías en el resto de Khorvaire.


Yermos demoníacos: Los yermos demoníacos son el último bastión de los terribles seres que dominaron Khorvaire durante la era de los demonios. Los siervos de los demonios campan a sus anchas por estas agrestes y escarpadas tierras y pocos son los aventureros que se aventuran por ellas. Varias tribus de bárbaros deambulan por esas tierras y constituyen la escasa población de la zona.


FUERA DE KHORVAIRE:

Aerenal: Gobernante: Los reyes gemelos y La Corte Eterna (ver religión). Los elfos han vivido en la isla de Aerenal desde que escaparon de los gigantes de Xen’drik. La adoración y reverencia a los ancestros está fuertemente arraigada entre los aereni y suelen ser altamente tradicionalistas. Para ellos la muerte no es algo a lo que temer y cada familia lo expresa de forma diferente.

Argonessen: Se sabe muy poco de este continente. Los dragones lo habitan desde hace millones de años y no permiten a nadie entrar en él. En sus costas habitan tribus de humanos conocidos como Seren que parecen adorar a los dragones y servirles.

Publicar un comentario en la entrada